Viaja por carretera

Una forma de viajar, muy a la americana, es por carretera; ya sea con tu coche, furgoneta o alquilando un automóvil. A esta fórmula se la denomina road trip, algo que hemos visto en incontables películas de todos los géneros. Se trata de un viaje, muchas veces catártico en el que contigo mismo o con tus seres queridos vas redescubriendo más de ti y además encuentras lugares poco transitados y conoces a los lugareños. Resulta mucho más familiar que unos días en la piscina de un hotel.
Es importante viajar sin prisas ni agobios para disfrutar del momento de intimidad con la carretera. Los últimos días se pueden dedicar al relax y escoger un hotel donde permanecer alguna noche y recobrar fuerzas.