Turismo de lujo sevillano

Cada año miles de turistas inundan la capital andaluza y aquellos que buscan una estancia de categoría pueden hospedarse en el hotel Alfonso XIII. Esta nueva etapa que ha abierto la pandemia obliga a adecuarse a medidas de higiene estricta, con ello se garantiza la limpieza y seguridad a los clientes. Visitar la Giralda y el Real Alcázar de Sevilla es más reconfortante y placentero cuando uno se encuentra cómodo en los hoteles más lujosos de la ciudad: el citado anteriormente y el Hotel Palacio Alcázar son buenas opciones.

Pese a todo, habrá que acostumbrarse al uso de mascarillas, al empleo constante de geles desinfectante y a la distancia de seguridad.La nueva normalidad obliga a los hoteles a prescindir del buffet libre por las dificultades que conlleva disponer individualmente de todas las raciones; no obstante, los desayunos y comidas siguen siendo la mejor selección gourmet. Disfrutar en la piscina del hotel junto a las mejores vistas de la capital hispalense son uno de esos placeres que no se deben dejar escapar, sobre todo, ahora después de una etapa oscura que ya ve la luz.