El temporal Félix.

El turismo de costa ha quedado impresionado por la terrible borrasca que azoto España, puso en riesgo a 47 provincias, de las que Asturias, Cantabria y Galicia son las más afectadas, en Vigo fue derribado un arbol, con vientos que superaron los 120 km/h.

 Lugares como Salamanca, en el que e río Tormes se desbordó como consecuencia de las fuertes lluvias registradas, en la A Guarda el batir de las olas llegó hasta las casas. Por suerte esta borrasca ya desapareció, aunque esta semana entró Gisele en la que volverán los avisos abundantes por viento y precipitaciones. Con grandes indemnizaciones para las aseguradoras, por todos los siniestros que causaron los incidentes del temporal.